Terapia con Mándalas: la palabra mándala proviene del sanscrito y se puede traducir como la concentración de la esencia. Son una representación simbólica de lo infinito. Usualmente llamamos a los mándalas Círculos Sagrados, porque nos permiten unirnos con la esencia divina, la luz que habita en cada ser.

Contemplar, diseñar y pintar un Mándala nos ayuda ponernos en contactos con la sabiduría interior.

En la terapia con mándalas podremos realizar un camino de autodescubrimiento y sanación, que te permitirá en cada encuentro sanar y desarrollar tu luz interior.

QUIERO UNA TERAPIA CON MANDALAS